Consejos para mantener la salud de la próstata

Consejos para mantener la salud de la próstata
Like
678
0
Lunes, 17 Septiembre 2018
LA KALLE

La próstata, aquel órgano glandular del aparato repro­ductor masculino, es tema de preocupación del que muchos huyen solo por un injusto y desproporcionado temor debido a mitos fuera de lugar. La realidad es que la prevención, que incluye el famoso examen dígito rectal, com­binado con otras pruebas, puede salvar su vida o en todo caso, de­volverle la tranquilidad y la salud.


La próstata (literalmente, desde el griego antiguo “el que está delante, protector, guardián”) es un órgano del aparato reproductor masculino con forma de castaña, ubicado en­frente del recto, debajo y a la salida de la vejiga urinaria.

¿PARA QUÉ SIRVE?

La próstata funciona como una ve­jiga secundaria que ejerce presión para que el semen sea expulsado por la uretra al exterior; también tiene la capacidad de cerrar el paso de la vejiga para impedir que esta libere su contenido durante las re­laciones sexuales.

¿QUÉ CAUSA EL AGRANDAMIENTO DE PRÓSTATA (HIPERPLASIA BE­NIGNA PROSTÁTICA)?

No se conoce la causa real del agrandamiento de la próstata, nos afirma el Dr. Carlos Capuñay, Jefe del Servicio de Urología de la Clínica La Luz. Es tan común, que se ha di­cho que a todos los hom­bres les ocurrirá si viven lo suficiente. Un pequeño grado de agrandamiento de próstata está presente en muchos hombres mayo­res de 40 años. Más del 90% de hombres mayores de 80 años tiene esta afección. El envejecimiento y los cambios en las cé­lulas de los testí­culos pueden in­tervenir, al igual que los niveles de testosterona.

¿QUÉ SÍNTOMAS PRESENTA?

El creci­miento de la próstata suele ve­nir acom­pañado de síntomas obstructi­vos como micción va­cilante o in­termitente y disminución de la fuerza del chorro urinario. También pueden presentar­se síntomas irritativos como disuria (dolor o molestia que se presenta al orinar), nictu­ria (aumento de la frecuen­cia urinaria nocturna) y ur­gencia por ir al baño.

El Dr. Carlos Capuñay nos dice que se puede sospechar un caso de hiperplasia benigna de próstata basándo­se en los síntomas tras realizar una exploración física. Al palpar la prós­tata durante un examen rectal, el médico ge­neralmente puede deter­minar si está agrandada. También bus­cará nódulos que pueden indicar la pre­sencia de cán­cer y compro­bará si existe dolor, lo cual puede ser indi­cio de infección.

El tratamiento puede variar vía medicación y quirúrgica, sien­do esta última la más efectiva, como la resec­ción de prós­tata, incisión, prostatecto­mía y cirugía abierta, las cuales se reali­zan en la Clí­nica La Luz gracias a sus espe­cialistas, explica el Dr. Carlos Capuñay.

CRECIMIENTO MALIGNO

La Hiperplasia Benigna Prostática es un crecimiento de la parte cen­tral de la próstata. No obstante, en la periferia de la misma puede de­sarrollarse un crecimiento maligno. Por este motivo es fundamental realizar una revisión anual para de­tectar si ha aparecido un cáncer. La velocidad de desarrollo del cáncer de próstata es muy lenta, lo que dificulta su diagnóstico. Según los especialistas, el 30% de estos tumo­res se detecta cuando ya existe me­tástasis, es decir, cuando las células cancerosas ya se han diseminado hacia otros órganos.

La detección temprana del cáncer de próstata en el Perú es muy baja, ya que los pacientes, por lo general, llegan con la enfermedad localmen­te avanzada o avanzada. Especia­listas de la Liga Peruana Contra el Cáncer, advirtieron que el cáncer de próstata en el Perú es considerado la segunda causa de muerte en va­rones y se presenta en hombres mayores de 50 años.

El cáncer de próstata es solo cu­rable en los estadios iniciales y el tratamiento indicado es la cirugía (prostatectomía radical) y la radio­terapia. En estadios avanzados se recurre al tratamiento hormonal paliativo, que presenta una buena calidad de vida al paciente.

 

PUEDES LEER TAMBIÉN:



Radio La Kalle