Cuando trabajar mucho te mata

Cuando trabajar mucho te mata
Like
385
0
Sábado, 03 Noviembre 2018
OTROS

En julio del año 2013, el caso de una mujer japonesa cuya muerte fue atribuida al exceso de trabajo, además de provocar una avalancha de titulares en los medios de comunicación, sirvió para reavivar la cuestión de si se puede perder la vida por trabajar demasiado.

De acuerdo al Centro para el Control de las Enfermedades de Estados Unidos, las enfermedades cardiovasculares, los trastornos musculo esqueléticos y psicológicos, el suicidio, el cáncer, las úlceras y una función inmunológica deteriorada, son los principales problemas de salud asociados con el exceso de trabajo.

EVIDENCIA ENCONTRADA

Un estudio realizado en el año 2016, encontró una correlación directa entre la cantidad de horas que las personas trabajan en una semana y el riesgo a sufrir un ataque cardíaco.

Los investigadores encontraron que las personas que trabajaron 55 horas a la semana tenían 16 por ciento más probabilidades de desarrollar riesgo de ataque cardíaco, en comparación con las que trabajaban 45 horas a la semana. Del mismo modo, las personas que registraban una semana laboral de 65 horas, vieron aumentar el riesgo en un 33 por ciento.

Otra investigación del año 2014 mostró que las personas con una alta tensión laboral tenían un 45 por ciento más de probabilidades de desarrollar diabetes que las que tenían una baja ansiedad laboral.

Pero sentirse sobrecargado de trabajo también puede causar estragos en la salud mental. El estrés se correlaciona con un 75 a 90 por ciento de las visitas médicas.

IMPROBABLE PERO POSIBLE

Si bien es improbable perder la vida por exceso de trabajo, es un escenario posible. Basta con que se conjuguen algunos factores, por ejemplo, una situación prolongada de estrés y una afección cardiaca escondida.

Se ha demostrado que trabajar largas horas tiende a reducir el nivel de condición física, hacer estragos en dieta y estresar la mente y el cuerpo.

Como resultado, vemos un incremento de problemas asociados a la mala circulación, el aumento de peso, problemas cardiacos, niveles más altos de colesterol, falta de energía, alteración en los patrones de sueño, condiciones neurológicas y depresión, entre otras afecciones.

Teniendo eso en cuenta, los expertos recomiendan no extralimitarse en los horarios laborales y sugieren buscar formas de mejorar la productividad a fin de darle al cuerpo el descanso que requiere.

10 MIL MUEREN AL AÑO

Karoshi es una palabra japonesa con la que no quisieras cruzarte. En español significa muerte por exceso de trabajo, y aunque parezca una leyenda urbana, es un fenómeno social reconocido en Japón desde 1987, cuando el ministerio de Salud empezó a recopilar estadísticas.

Está tan extendido que si un juez determina que alguien murió por karoshi, su familia recibe una compensación de unos US$20,000 por parte del gobierno y pagos de hasta US$1,6 millones por parte de la compañía. Al principio, las cifras oficiales reportaban un par de cientos de casos cada año, pero ya en 2015 el número de víctimas alcanzaba las 2310, según el Ministerio del Trabajo en Japón. Pero, de acuerdo con el Consejo Nacional en Defensa de las Victimas de Karoshi, la verdadera cifra puede llegar a las 10,000 víctimas anuales, más o menos el número de personas que mueren cada año en accidentes de tránsito.

 

PUEDES LEER TAMBIÉN:


 

Radio La Kalle