El cáncer del fútbol peruano

El cáncer del fútbol peruano
Like
429
0
Jueves, 20 Septiembre 2018
FÚTBOL

Acudir al estadio a ver un espectáculo deportivo ya no es un entretenimiento, es un peligro. Los barrabrava han ganado terreno, se han adueñado de las tribunas y han espantado a aquel hincha que solía acudir en familia a las graderías a alentar al equipo de sus amores.

Gustavo Zevallos, gerente deportivo de Alianza Lima, Carlos Univazo, gerente de comunicaciones de Universitario y, Carlos Benavides, gerente de Sporting Cristal, coincidieron en un tema grave: los malos hinchas han tomado mucho poder, amenazan a los directivos de los clubes, exigen entradas gratis y hasta han logrado que la policía les tenga temor.

“Necesitamos alguien que tenga la espalda política suficiente para respaldarnos. Para sacar a a los violentos de los estadios sin temores y darle armas a la policía y la fiscalía para que los meta presos. Necesitamos que la federación vaya a buscar un respaldo político y que los clubes hagan un esfuerzo económico en el tema de la seguridad”, dijo el ‘Chino’ Benavides, representante de Sporting Cristal.

Por su parte, Univazo señaló: “Ojalá que esta medida de castigar a la ‘U’ y Alianza sea el inicio de algo positivo para todos, pero si esta medida va por sí sola sin un plan estratégico detrás no va a funcionar, necesitamos leyes”, afirmó el gerente de Universitario.

Gustavo Zevallos de Alianza Lima tuvo una frase contundente para resumir lo que está pasando: “Este castigo no es la solución”. Zevallos se refería a la resolución de la Comisión Antiviolencia que castigó al club blanquiazul con tres partidos sin poder habilitar las tribunas populares.

“Yo no tengo quejas contra la policía, ellos hacen su mejor trabajo, pero es muy difícil controlar a los hinchas fuera del estadio. No puedo negar que dentro del estadio son 40 0 50 los que hace desmanes en la popular sur, básicamente azuzados por el líder anterior del Comando Sur, pero la gran mayoría de barristas se portan bien y pagan sus entradas”.

 

PUEDES LEER TAMBIÉN:



Radio La Kalle