Héctor Lavoe “El Cantante”

Héctor Lavoe “El Cantante”
Like
368
0
Sábado, 06 Junio 2020
ARTISTAS

En 1977 el cantante panameño Rubén Blades quien se encontraba grabando las primeras canciones de su disco Siembra con Willie Colón había terminado de componer “El Cantante”, canción que pretendía grabar. Ese año Colón llamo a Blades ya que Lavoe había sido hallado dentro de un auto con una sobredosis y necesitaba un “buen tema” para ayudarlo a recobrarse. Blades le contó que tenía un canción terminada y guardada, “El Cantante,” al principio fue reacio a dársela para Héctor, finalmente fue convencido por Colón.


Cuando se le preguntó a Blades sobre la canción, y si había sido generoso cedérsela a Héctor, este contestó:

No sólo generoso, más allá de ser generoso, es ser realista. Yo me senté y dije: esto que le está pasando (al personaje de la canción) no me está pasando a mí en realidad, le está pasando a él (Héctor Lavoe), entonces él va a darle a la canción un tono y un giro mucho más genuino que lo que yo puedo hacer. Así que más que generosidad, él está atravesando este problema.

El tema relata el sufrimiento de un cantante que debe mostrarse alegre a pesar de las adversidades, características que se relacionaban íntimamente con la vida de Lavoe. La canción se convirtió en todo un éxito, reviviendo la carrera de Lavoe que flaqueaba por aquellos años. Con este éxito ganó por tercera vez consecutiva el disco de oro como mejor álbum de salsa en el año de 1978, año en que fue lanzado. «El Cantante» se convertiría en su canción insignia y lo convirtió en una referente del género. Esta canción también lo hizo merecedor del que sería su apodo más característico: El Cantante de los Cantantes

Rubén Blades luego admitiría estar feliz de que “El Cantante” se convirtiera en uno de los más exitosos temas de Héctor, reconociendo que “nadie puede cantar el tema mejor que él”

Hoy en día el sencillo es ampliamente considerado como una de las mejores y más representativas canciones de salsa de la historia.

El Cantante



Radio La Kalle