Ismael Rivera y la historia de la canción: “El Nazareno”

Ismael Rivera y la historia de la canción: “El Nazareno”
4
514
0
Sábado, 09 Marzo 2019
CLUB DE SALSA

A finales de los años sesenta Sorolo estuvo en el medio de un pequeño milagro que dio paso a la legendaria canción de Ismael Rivera de “el Nazareno”.

La canción siempre ha sido una de mis canciones favoritas de Salsa. Tiene un hermoso mensaje atemporal de fe, que enfrenta la superficialidad y la hipocresía que abunda en la sociedad. Ismael canta la canción con mucha pasión. Ahora conozco la historia completa y entiendo por qué Maelo la cantó con un sentimiento especial.

Mi esposa y yo tuvimos la oportunidad de viajar a Panamá recientemente. Sólo estuvimos allí 2 días (no es suficiente tiempo), pero tuvimos la oportunidad de conocer Sorolo y escuchar esta fascinante historia.

Para mantener este post razonablemente corto, voy a dividir esta historia en dos; este va a ser la introducción y en el siguiente me enfocaré en lo que considero son los milagros relacionados a esta historia.

¿Quién es Sorolo?

El hombre en el centro de esta milagrosa historia es Pedro Rodríguez, un panameño humilde y gregario quien está en sus 80 y pico de años. Todos en el barrio de El Chorrillo, Panamá lo conocen por el apodo de “Sorolo”.

Fue Sorolo quien le presentó el Cristo Negro de Portobelo a Ismael Rivera. Esto sucedió en un momento en que Ismael estaba tan profundamente inmerso en las drogas que su cuerpo estaba bastante deteriorado. Maelo apenas podía funcionar sin estar bajo la influencia de la droga.

El Milagroso Cristo Negro de Portobelo

Así que la historia de cómo el Cristo Negro hizo lo que 3 años en la prisión federal no pudieron hacer era algo que no me quería perder.

Sorolo cuenta la historia de cómo Ismael Rivera finalmente fue capaz de quitarse de su adicción a las drogas después de conocer al Cristo Negro.

Los cuentos de los milagros que se le atribuyen al Cristo Negro se remontan desde su llegada a Portobelo por el siglo XVII.

Una de las leyendas dice que el Cristo Negro vino de España al nuevo mundo en un barco colombiano. La nave hizo una parada en Portobelo, pero después tuvo problemas al intentar continuar su viaje. Cada vez que intentaba zarpar, entraba una tormenta que se lo impedía.

Después de varios intentos, los marineros decidieron dejar la estatua del Cristo Negro en tierra. Una vez lo dejaron en Portobelo, el barco fue capaz de zarpar sin problemas.

Se dice también que aproximadamente al mismo tiempo, y esto puede ser parte de una leyenda diferente, una epidemia de cólera estaba azotando a la ciudad. Una vez que el Cristo Negro fue colocado en la iglesia, la epidemia se terminó.

Los Problemas de Ismael Rivera

Los problemas que Ismael Rivera tuvo con las drogas son bien conocidos.

Como sabemos, alla para el 1962, en un viaje de regreso a Puerto Rico con el Combo de Cortijo, los funcionarios de aduanas de los Estados Unidos en Puerto Rico encontraron drogas en las maletas de los miembros de la agrupación. Maelo se hecho la culpa, y acabo pasando los siguientes 3 años en una prisión federal.

Una vez que cumplió su sentencia, Ismael Rivera regresó a su carrera y a las drogas.

Tanto Cortijo como Ismael se habían trasladado a Nueva York donde el bembeteo del escándalo de las drogas del ‘62 era menos intenso.

Ismael retomó su alianza con Cortijo y lanzaron dos álbumes. El álbum de su retorno en 1965 titulado “Bienvenido”, y el álbum “Con Todos los Hierros” (1967).

Después de eso, los dos amigos se fueron por caminos separados.

Ismael se quedó en Nueva York para lanzar su carrera en solista. Mientras tanto, Cortijo regresó a Puerto Rico para hacer un cambio de sonoridad de su banda. Al hacer esto, la re-bautizó “y su Bonche” (en lugar de “y su Combo”).

A pesar del éxito sobrio de Ismael con sus dos primeros álbumes “De Colores” (1968) y “Controversia” (1969), Maelo continuó con su lucha personal con las drogas.

Dios Los Cria y Ellos se Juntan

La historia de cómo Sorolo e Ismael Rivera se reúnen y se hacen amigos es fascinante. Cómo fue que le presentó a Maelo al Cristo Negro y cómo este evento le salvó la carrera y la vida a Ismael Rivera es una historia que no me podía perder.

En 1969 Sorolo fue a un concierto en Panamá, y los eventos que trascendieron pueden ser descritos como milagros que transformaron tanto su vida como la de Ismael Rivera.

Esa noche, Sorolo conoció a Ismael Rivera y un día después, le presento al Cristo Negro en Portobelo. ¡Eso llevó a Ismael a dejar las drogas!

Los Milagros

Resulta que cuando Sorolo se acercó al lugar del concierto esa noche, oyó una voz que le dijo…

“encuentra a Ismael Rivera y háblale de mí”, Sorolo nos contó con lágrimas formándose en sus ojos mientras hacía una cruz con los dedos índice y pulgar de su mano derecha. La besó y agregó…

“Lo juro por Dios”.

Yo entiendo que este evento cuenta como el primer milagro!

¿Pero cómo iba a hacerle Sorolo para conocer a Ismael Rivera? Ismael bien podría estar rodeado por un millón de personas, lo cual le haría casi imposible acercársele, si es que lo lograba encontrar entre el mar de gente.

Sorolo nos cuenta que después del concierto comenzó a caminar hacia la parte posterior del escenario. Pensó que eso le daría la mejor oportunidad de encontrar a Maelo entre las miles de personas que estaban allí.

Por casualidad (¿sería realmente eso?), encontró a un músico amigo suyo, quien inmediatamente le dijo…

“Hola Sorolo, ven conmigo, te voy a presentar a Ismael Rivera”. Sorolo no le había dicho ni a él ni a nadie, nada de la voz que había escuchado antes.

Cuando el amigo le presentó a Ismael Rivera, Maelo lo miró por un rato, como si lo hubiese conocido de algún lado y estuviese tratando de recordar de donde. Después de un momento, Maelo le preguntó si tenía droga. Sorolo ni siquiera sabía lo que era “tecata”; al menos no con ese nombre.

“No, yo no tengo”, le respondió, ya que él no las usaba.

Sorolo, se dio cuenta de que Ismael Rivera estaba muy deteriorado físicamente. No parecía capaz de pararse derecho, y tenía esta mirada triste y casi apagada en sus ojos. Parecía como si estuviera sin energía. Sorolo se sumió de coraje y le dijo a Ismael…

“Aquí [en Panamá] tenemos un Cristo Negro milagroso; necesitas venir conmigo a Portobelo para que lo conozcas”.

Reunión en Portobelo

¡La propuesta funcionó!

Sucede que Ismael iba a tocar en Colón al día siguiente. ¿Otra coincidencia? Colón es una ciudad en la costa del Atlántico, relativamente cerca de Portobelo.

Así que al día siguiente (domingo), salieron del Chorrillo rumbo a Portobelo, a la iglesia de San Felipe. Rafael Cortijo, que estaba en Panamá para el concierto, los acompañó en el viaje.

Cuando Maelo vio al Cristo Negro, inmediatamente cayó de rodillas, puso su cara cerca del suelo y empezó a llorar incontrolablemente. Permaneció en esa posición durante mucho tiempo.

Al día siguiente Sorolo fue a ver a Ismael al hotel donde se estaba quedando en Colón. Maelo estaba con sus músicos y con Cortijo en el vestíbulo. Ismael se disculpó del grupo, y se llevó a Cortijo y a Sorolo a su habitación. Alli, en una mesita, había droga y accesorios para usarla. Envolvió todo y se lo dio a Sorolo, diciéndole…

“Toma, llévate eso y tíralo en la basura. Tu hermano ya no usa drogas”.

¡Ese fue un momento muy emocionante! En ese día, la amistad de Sorolo con Ismael Rivera se cimentó. Ismael siguió llamando a Sorolo su “hermanito” hasta el día de su muerte.

Sorolo afirma que Ismael Rivera dejó las drogas (por lo menos la heroína) ese día en Panamá.
¡Ese evento lo voy a considerar como otro milagro!

La Canción de “El Nazareno”

La famosa canción de “El Nazareno” salió en 1974; unos 5 años después de estos eventos.

Sorolo sabía que Henry Williams escribió la canción para Ismael. Sin embargo, fue Ismael quien hizo la canción un homenaje al Cristo Negro con sus “soneos”. La canción que Williams escribió hace referencia a Jesús, pero no específicamente al Cristo Negro. Fue Ismael, basándose en su experiencia transformadora con el Cristo Negro, quien se la dedicó en agradecimiento.

Tres años más tarde, Ismael Rivera haría lo mismo con la canción “El Mesías”. Está incluida en su álbum “De Todas Manera Rosas” (1977). Esta canción, escrita para él por el compositor puertorriqueño Johnny Ortiz, Ismael también se la dedica al Cristo Negro y al pueblo de Panamá.

“Que lindo mi Nazareno,
.. que lindo mi Nazareno,
.. el 21 de octubre, Panameño nos veremos,
.. y cargaremos… “

Estas palabras de un “soneo” en “El Mesías” serían grabadas en una estatua en Portobelo en honor a Ismael Rivera. Por cierto, esa estatua tiene la cabeza de Sorolo grabada en el pecho de Ismael.

Y para completar el ciclo de las canciones religiosas de Ismael Rivera, la primera, antes de “El Mesías” y antes de “El Nazareno”, fue “San Miguel Arcángel”. Maelo incluyó esta canción, también escrita por Henry Williams, en su álbum “Esto Fue lo Que Trajo el Barco” (1972).

En esta canción, Ismael sólo hace una pequeña mención del Nazareno cuando canta…

“Con Yemayá, Belen ba, con Eleguá y Changó,
…te digo ese negrito lo cortejo yo”

Pero fue “El Nazareno” la canción en la que él derramaría su corazón. Seguramente lo hizo como agradecimiento al Cristo Negro por su recuperación.

Muchos dicen que la recuperación de Ismael Rivera después de conocer al Cristo Negro no sólo salvó su carrera musical, sino también le salvó su vida.

Puedes leer: El primer disco que editó la Fania Records

tags
Radio La Kalle