Los chicos y la tecnología

Los chicos y la tecnología
Like
323
0
Viernes, 09 Noviembre 2018
OTROS

Hoy, la tecnología forma parte de la vida cotidiana de los niños. Celulares, tablets y computadoras, se han convertido en sus nuevos juguetes de los que difícilmente quieren despegarse. Ante esa situación, ¿cómo ayudarlos a usar estos dispositivos de manera responsable?

La Dra. Isabel Ángeles Cruz, especialista en psicología clínica, educativa y social del centro médico Flebocenter, quien sobre este espinoso tema nos señala que primero es necesario tener en cuenta la edad y el nivel escolar del menor, considerando que en el colegio se emplean cada vez más equipos tecnológicos para la enseñanza.

“En casa, el acceso a la tecnología para los niños de inicial debe ser en promedio media hora. Aquellos que se encuentran en primaria, es decir entre los seis y once años, el tiempo debe ser como máximo una hora. Y de dos horas para los  cursan el nivel secundaria”, explica la especialista.

Si bien los niños destacan por su intuición, los padres tienen el deber de enseñarles a utilizar adecuadamente los dispositivos a fin de guiarlos en la navegación, explicar los peligros y así evitar que accedan a páginas con contenidos nocivos.

HAY QUE DAR EL EJEMPLO

Según Ángeles Cruz, es importante aprovechar el interés del niño para profundizar el uso de Internet y ver juntos programas como documentales o series, siempre que éstas sean del agrado del menor y no del adulto. Y es que la tecnología ofrece mucho más que juegos.

PUEDES LEER: ¿Tu hijo padece de ‘ojo vago’?

Asimismo, asegura que: “Contrario a los que muchos opinan, los equipos tecnológicos no aíslan a las personas. En el caso de los niños, pueden utilizarlos para comunicarse con la familia, los amigos e incluso con personas de todo el mundo, siempre con la debida observación de los padres”. En cualquier circunstancia, los adultos debemos estar vigilantes y alertas, sobre todo cuando el niño esté solo. Es decir, saber a qué páginas acceden o ingresan frecuentemente. Un nivel de confianza entre padres e hijos, ayuda mucho a detectar algún riesgo que pueda traer consigo la tecnología.

Finalmente, la psicóloga del centro médico Flebocenter, manifiesta que por lo general, los niños imitan la conducta de sus padres. Por eso, debemos evitar que los dispositivos tecnológicos se conviertan en una adicción que ocupe la vida familiar. Es necesario incentivar a los niños al desarrollo de otras actividades  como jugar en el parque, leer un libro, ir al cine o al teatro.

¿CUÁNDO ES UNA ADICCIÓN?

¿Cuándo se pasa de un uso normal a ser una adicción? Los primeros indicios de que nuestro hijo puede ser adicto al celular los podemos encontrar en la necesidad que tiene de estar conectado el máximo tiempo posible para sentirse satisfecho. Si no lo consigue, se siente deprimido, nervioso o enfadado, estados anímicos que desaparecen cuando vuelve a usar la tecnología. Si tampoco consigue controlar el tiempo que pasa con sus dispositivos, ha dejado de lado otras tareas y obligaciones o prefiere las relaciones online, quizás nuestro hijo tenga un problema de adicción al smartphone.  La solución nunca va a ser prohibirle que se conecte. Lo que en realidad debemos hacer es ayudarle a desaprender ese hábito y que vuelva a utilizarlo de una forma controlada, sustituyendo pautas inadecuadas por otras más positivas. Puede ayudarnos fijar metas y pequeños retos para que recupere el control sobre el tiempo de uso del smartphone.

Además, es importante que los niños y adolescentes vean internet no solo como un lugar de diversión sino también de información y formación. La clave siempre está en la educación.

 

PUEDES LEER TAMBIÉN:


 

Radio La Kalle