SALUD | ¿Qué sabes de la escoliosis?

SALUD | ¿Qué sabes de la escoliosis?
Like
29
0
Miércoles, 07 Noviembre 2018
OTROS

¿Escuchó hablar de la escoliosis y no entiende de qué se trata? Puede que usted sea uno de los afectados de este mal que es demasiado frecuente. La escoliosis es una desviación anormal de la columna vertebral. De esta forma, podemos encontrar columnas desviadas en forma de “C” hacia izquierda o derecha, o columnas con una curvatura en forma de “S”.

Suele manifestarse al inicio de la pubertad, cuando el crecimiento es muy rápido. La mayoría de los casos son leves; sin embargo, cuando son graves pueden tener serias repercusiones en el organismo y limitar la calidad de vida del paciente. El traumatólogo de la Clínica Ricardo Palma, Raúl Macchiavello, aclara algunas falsas creencias sobre la enfermedad.

1-Las malas posturas y cargar bolsos o mochilas pesados causan escoliosis. FALSO. La escoliosis idiopática es la más frecuente y su origen es desconocido.

2-La persona diagnosticada con escoliosis siempre debe operarse. FALSO. La mayoría de pacientes solo debe chequearse con regularidad y/o usar un tipo de corsé para controlar la curvatura de la columna. Solo en casos severos, se recomienda pasar por el quirófano.

3-Solo les da a mujeres. FALSO. Si bien es más recurrente en mujeres, en especial durante la adolescencia, afecta a ambos sexos.

4-El deporte está prohibido. FALSO. El paciente con escoliosis debe realizar ejercicios aeróbicos para fortalecer los músculos que rodean a la columna. El médico le sugerirá el más adecuado en cada caso.

5-Las mujeres con escoliosis sufren una serie de complicaciones durante la gestación. FALSO. Con una buena supervisión médica pueden llevar un embarazo saludable, sin molestias.

¿CUÁNDO ACUDIR A UN ESPECIALISTA?

Cuando la escoliosis es leve, muchas veces pasa inadvertida para los padres y para el mismo niño porque no genera molestias. Por eso, no es extraño que sean los profesores quienes noten primero que el menor tiene hombros disparejos, o que un omóplato parece más grande que otro o que un lado de la cadera es más alto que otro. En estas circunstancias se recomienda llevarlo al traumatólogo para que lo evalúe.

El especialista le realizará un examen clínico y de ser necesario, una radiografía simple para confirmar el diagnóstico. Además, prescribirá el tratamiento más adecuado dependiendo del grado de la patología, pero cuando es leve, por lo general el paciente solo necesita revisiones periódicas.

El día de la consulta es bueno llevar anotado cuándo notó el problema por primera vez, si su hijo ha crecido muy rápido en los últimos meses, si presenta alguna dificultad para respirar, si existen antecedentes familiares con escoliosis, así como, cuáles son los problemas de salud que ha tenido el pequeño antes. De esta manera, el médico tendrá toda la información que necesita para su historia clínica.

La escoliosis más frecuente es la idiopática (en niños) y se desconoce su origen, aunque se supone que tiene ciertos factores hereditarios. Las menos comunes pueden manifestarse por parálisis cerebral infantil, distrofia muscular, defectos de nacimiento que afectan la formación de huesos de la columna vertebral y lesiones en la columna vertebral.

En estos casos, las complicaciones pueden ser daño cardiaco y pulmonar porque la respiración y el bombeo del corazón se dificulta, dolor crónico en la espalda y a medida que la enfermedad avanza, puede producir cambios notorios (hombros disparejos, caderas desalineadas, tronco hacia un lado, etc.). Para este tipo de pacientes la cirugía es una alternativa para reducir la gravedad de la curvatura de la columna.

 

PUEDES LEER TAMBIÉN: 

 

Radio La Kalle