SALUD | Tome, pero no exagere

SALUD | Tome, pero no exagere
Like
144
0
Jueves, 27 Diciembre 2018
OTROS

Este fin de año de celebración. Los tragos van y vienen pero siempre es bueno tener en claro la palabra moderación. Especialistas del Seguro Social de Salud (EsSalud) recomiendan no exagerar a la hora de ingerir bebidas alcohólicas en estas fiestas de Año Nuevo para evitar casos de intoxicación.

Explican que combinar o ingerir diferentes bebidas alcohólicas en un mismo día o una misma noche de manera excesiva, puede generar daños en nuestro organismo o intoxicación, por contener diversos porcentajes de alcohol. Por ejemplo: la cerveza tiene 5% y el vino 15%.

“El alcohol permanece en el torrente sanguíneo hasta que el hígado lo descompone. La cantidad de alcohol en la sangre se denomina nivel de alcoholemia, y si una persona ingiere alcohol más rápido de lo que el hígado puede descomponerlo, este nivel se elevará”, recalcó Marco Taboada, de Essalud.

RIESGOS

La ingesta excesiva de alcohol incrementa los riesgos de caídas, ahogamientos, accidentes automovilísticos, entre otros. El especialista señaló que de acuerdo a los niveles de alcohol en la sangre se presentan los siguientes signos: 0.05: disminución de las inhibiciones; 0.10: dificultades en la pronunciación; 0.20: euforia y deterioro motriz; 0.30: confusión; 0.40: estupor; 0.50: coma; 0.60: paro respiratorio y muerte.

PUEDES LEER: Niños salieron ganadazos con la “Chocolatada navideña” de Corporación Universal

Por ello, recomienda no beber alcohol con el estómago vacío y tomar alimentos mientras lo hace. Mejor no lo haga si está tomando medicinas ya que pueden hacerlas ineficaces o peligrosas para el  organismo. Recordó que el consumo prolongado de alcohol aumenta las probabilidades de sangrado de estómago o esófago, inflamación y daños en el páncreas, daño al hígado, que puede llevar a la muerte, desnutrición, y hace más difícil el control de la presión arterial alta.

LOS RIESGOS DE TOMAR ALCOHOL ADULTERADO

Tomar alcohol de dudosa procedencia es mucho más peligroso de lo que la mayoría imagina. Este tipo de bebidas no solo pueden ocasionar mareos, dolores de cabeza, vómitos, alteraciones de la vista; sino también trastornos neurológicos, daños hepáticos y hasta la muerte cuando se consumen en grandes cantidades y de manera reiterada.

Siempre que compre licor, hágalo en lugares serios y que ofrezcan garantías a sus consumidores. Las bebidas alcohólicas adulteradas por lo general tienen componentes sumamente tóxicos para el organismo, en especial, para el hígado y el estómago, órganos que sufren con mayor severidad la ingesta de sustancias no aptas para seres humanos, subraya Julio Cachay, médico internista de la Clínica Ricardo Palma.

 

PUEDES LEER TAMBIÉN:

 

Radio La Kalle